Sunday, April 8, 2012

Las dos esposas de Jacob Raquel y Lea

Antes que nada, quiero agradecer a Dios por darme la oportunidad de escribir este libro donde comparto cosas relacionadas con la venida de nuestro Señor Jesucristo.
 Lo que para muchos es un misterio para  otros es un tema que no quieren tocar, y lo hacen a un lado pensando que no tiene importancia. Sin embargo a mi manera de ver, la venida de Cristo es algo que toda persona tiene que saber y estar preparado para recibirlo, porque es una promesa que el hizo de que el volvería por su Iglesia para llevarnos con él.
  También quiero pedirles que antes de empezar a leer el contenido de este libro, oremos juntos para pedirle al Señor que nos ilumine y nos abra el entendimiento para que con la ayuda del Espíritu Santo podamos entender lo que ya ha sido revelado desde el principio cuando Dios llamo a Abraham para hacer de su descendencia una nación santa de donde vendría a nacer el Salvador del mundo.
  Con la ayuda del Espíritu Santo, veremos que para lo que muchos es complicado y difícil de entender, de Dios es el revelar los misterios y dar la sabiduría para entender lo que sucederá en los postreros días. Daniel 2:28
  El Señor Jesucristo nos dice en su palabra: “Escudriñad las escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tienes la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi” Juan 5:39
  Con esto en mente tenemos que entender que todo lo referente al Señor Jesús se encuentra en las escrituras o mejor dicho en la palabra de Dios.
  El apóstol Pablo también nos enseña que las cosas del pasado son “sombras” de lo que habría de venir. O de lo que habría de suceder en el futuro. Si son sombras quiere decir que lo verdadero esta en el futuro.
 También nos enseña que muchas cosas son “ALEGORIAS” de sucesos que pasarían en el futuro.
  Alegoría, del griego allegorein «hablar figuradamente», es una figura literaria o tema artístico que pretende representar una idea valiéndose de formas humanas, animales o de objetos cotidianos. La alegoría pretende dar una imagen a lo que no tiene imagen para que pueda ser mejor entendido por la generalidad. Dibujar lo abstracto, hacer «visible» lo que solo es conceptual, obedece a una intención didáctica. Así, una mujer ciega con una balanza, es alegoría de la justicia, y un esqueleto provisto de guadaña es alegoría de la muerte.
  Jesús enseñaba por medio de “parábolas” a la gente y después las explicaba a sus discípulos. Una parábola es una enseñanza moral y religiosa que enseña una verdad espiritual de una forma comparativa.
  Entendiendo esto podemos comenzar minuciosamente a “escudriñar” las escrituras para poder encontrar la verdad acerca del advenimiento de nuestro Señor Jesucristo.
  Uno podría caer en el error de pensar que todo lo que está escrito en la palabra de Dios, son “alegorías” lo cual no es así, sino que muchos eventos que sucedieron en el pasado si son alegorías de las cosas que habrían de suceder en un futuro.
  En efecto  varias cosas de las cuales veremos más adelante ya sucedieron exactamente como la palabra de Dios lo describe. Pero lo más importante es que nos enfoquemos en la venida de nuestro amado Salvador Jesucristo.
 Una de las cosas que me inspiro a escribir este libro es de poder encontrar por qué para muchos la venida del Señor es un evento que trae mucho miedo y pánico en lugar de ser un evento que todo creyente deseara con alegría y gozo.
  Por mucho tiempo he oído a muchos predicadores hablar acerca de la venida del Señor, pero cuando se habla de ello, lo hablan pero infunden miedo en lugar de  alegría.
  Siendo algo tan grande que esta por suceder, ¿no deberíamos de estar contento y felices de que por fin la angustia de la humanidad está por terminar y también toda clase de calamidad que ahora nos agobia?.
   Cuando oí por primera vez acerca de la venida de nuestro Señor, por una semana no dormí pensando que en cualquier momento podía llegar el Señor, tuve sueños y pesadillas donde miraba yo al Señor Jesús que venía ya a recogernos, y en otros sueños me encontraba en un caos total, donde miraba yo, que el Señor ya había venido y yo me había quedado junto con algunos amigos y familiares.
  El miedo que sentía, era tan grande que no quisiera volver a experimentar tal cosa, y me pregunto si es esto que el Señor quiere que estemos todos atemorizados, y con miedo.  La palabra de Dios nos dice, que cuidemos nuestra salvación con temor y temblor, pero no que tengamos miedo hacia Dios.
  Sé que todo eso se puede interpretar como mensajes del Señor, pero yo me pregunto si será así como van a suceder las cosas o habrá otra manera de cómo será la venida de nuestro amado Salvador.
  Para esto tenemos que hacer lo que el Señor nos dice en su palabra: “Escudriñad las escrituras porque a vosotros os parece que en ellas está la vida eterna”.
  Si es así, entonces echemos un vistazo en las escrituras para ver si podemos encontrar algo que nos indique, cuando, como, y donde sucederán estas cosas.
   La venida de Cristo se divide en dos partes: La primera y segunda venida.
  La primer venida como ya sabemos que sucedió hace más de dos mil años y desde entonces estamos en espera de la segunda venida, de cuando y como sucederá.
  Haciendo lo que el apóstol Pablo nos enseña y buscamos en la palabra del Señor encontraremos que hay varias historias que nos dicen de cómo y cuándo sucederán esta cosas.
  El Dios misericordioso siempre nos avisa de cuando sucederán sus juicios y también nos da instrucciones de cómo evitar ser destruidos o castigados. Lo hizo desde la creación del hombre y a través de la historia vez tras vez él envió a  sus profetas para prevenir al pueblo y que estuviera preparado para que no perecieran.
  Su amor por la humanidad es tan grande que hizo todo lo posible para prepararnos y estar listos para su llegada.  Él no se goza con la muerte del impío sino que es paciente para con nosotros esperando que todos vengamos a él en arrepentimiento.
  Con esto en mente, vamos a escudriñar las escrituras para ver si podemos encontrar pistas que nos guíen a la verdad.
  Aunque hay muchos ejemplos en la biblia solo vamos a estudiar tres de ellos, en mi opinión creo que son los que más claros que reflejan la venida de nuestro Señor Jesucristo.
  La primera historia la encontramos en la vida de Jacob.
  La segunda historia la encontramos en la vida de José el hijo de Jacob
  La tercera la encontramos en la vida de Moisés.

JACOB, RAQUEL Y LEA

(JESUS, ISRAEL Y LA IGLESIA GENTIL)

  La vida de Jacob refleja mucho lo que será la venida de nuestro Señor Jesucristo. Jacob junto con sus esposas Lea y Raquel son una alegoría del Señor Jesús, la Iglesia gentil y el pueblo de Israel. Aunque hay muchas cosas que tratar acerca de la vida de Jacob y sus cuatro esposas las cuales son una alegoría de La Iglesia gentil, Israel, la ley y la gracia, por ahora, solo nos enfocaremos en Jacob, Lea y Raquel.
  Todos sabemos la historia de Jacob de cómo aun antes de nacer ya venía peleando por la primogenitura pues su hermano gemelo Esaú nacería primero que él. Jacob  logra quitar la primogenitura a Esaú y también logra obtener la bendición de Isaac. Todo esto llevo a que Jacob saliera huyendo de su hermano Esaú al enterarse este de que también le había robado la bendición de su Padre Isaac.
LABAN ES UNA ALEGORIA DE DIOS EL PADRE
  Cuando Jacob llega a la tierra de Harán encontró a la hija menor de Laban la cual se llamaba Raquel y de quien Jacob quedo enamorado. Podemos ver que el amor a primera vista no es algo nuevo y que desde tiempos antiguos ya lo conocían. Jacob le pidió a Laban que le diera por esposa a Raquel a lo cual Laban acepto no sin antes pedirle a Jacob que trabajara para el siete años lo cual a Jacob se le hicieron como un día.
  Pero cuando llego el día de la boda Laban engaña a Jacob y en lugar de darle a su hija Raquel por esposa le dio a su hija mayor la cual se llamaba Lea.
  La biblia nos dice que cuando Jacob se dio cuenta al otro día de que Laban no le había dado a Raquel por esposa se enojó mucho y le reclamo a Laban el cual le dio por excusa que en su tierra no era costumbre dar en casamiento primero a la menor sino que antes tenía que ser la mayor la que se casara.
  Cuando leemos esta historia, yo en lo personal, solo veía a un hombre tramposo y codicioso en la persona de Laban y por el otro lado también miraba a un hombre tramposo y ventajoso en la persona de Jacob, pues aquí se cumple el dicho de que todo lo que se hace se paga. O no dice la escritura “Todo lo que el hombre sembrare eso también segara”
  Jacob estaba cosechando ahora lo que había sembrado con su Padre Isaac al engañarlo haciéndose pasar por su hermano Esaú, más tarde también los hijos de Jacob lo engañarían también cuando vendieron a su hermano José y le trajeron sus ropas teñidas de sangre diciendo que una bestia salvaje había matado a José.
  Todo parece que solo es una historia de venganza y traición, pero no es así.
  Veamos lo que realmente esta detrás de esta hermosa historia.
  Laban es una alegoría de Dios el Padre. Laban sabía que Jacob amaba a Raquel y que el ya no tenía que preocuparse de ella, pero el futuro de Lea era incierto, porque al casarse Raquel la hermana  menor Lea quedaba expuesta a quedarse sola y posiblemente nadie querría ya casarse con ella por ser la mayor y quedaría sola.
  Laban decidió engañar a Jacob dándole a su hija Lea en lugar de Raquel, porque él sabía que Jacob aunque no amaba a Lea no la dejaría desamparada. Y que más tarde Jacob se casaría con Raquel a quien Jacob amaba.
  Así Dios segó los ojos del pueblo de Israel para que no pudieran ver al esposo cuando vino por ellos. Por eso Juan dice que: “A los suyos vino más los suyos no le reconocieron, mas a todo el que le reciba le da la potestad de ser llamados hijos de Dios”
  Dios quiso que los gentiles fueran salvos pues él sabe que Israel es muy amado pues Dios no se ha olvidado de sus promesas que le hizo a Abraham.
LEA ES UNA ALEGORIA DE LA IGLESIA GENTIL
  Lea significa “Cansada, fatigada, desgastada” Aunque era de ojos hermosos, Jacob no la vio con ojos de amor sino que a ella siempre la vio menos que a Raquel.
  Lea es una alegoría de la “Iglesia gentil”, pues así como Lea fue menospreciada  y Dios la recompenso con muchos hijos, así la Iglesia ha sido bendecida con muchos hijos espirituales nacidos de nuevo. A diferencia de Lea, Dios si ama a la Iglesia, “Porque de tal manera amo Dios al mundo, que dio a su hijo unigénito, pera que todo aquel que en el crea no se pierda más tenga vida eterna”.
  La semejanza de Lea y la Iglesia Gentil es que Lea y Raquel siempre estaban celosas una de la otra. Así Dios ha provocado el celo con el pueblo de Israel y la Iglesia Gentil. Pero al final, tanto el pueblo de Israel vendrán a ser de Cristo nuestro Redentor.
LAS MANDRAGORAS UNA ALEGORIA DEL EVANGELIO
  Lea tuvo un hijo que se llamó Rubén, fue el primogénito de los hijos de Jacob y Lea. Cuando Dios vio que Lea era menospreciada, la bendijo con muchos hijos, y a Lea le nacieron primero cuatro hijos.  Rubén el primogénito, Simeón, Levi y Judá.
  La biblia nos dice que Lea dejo de concebir hijos, y cuando vio que Raquel no concebía  pero le dio a su sirvienta Bilja a Jacob para que por medio de ella pudieran tener hijos ya que por ley los hijos de las criadas venían a ser hijos de las amas de la casa. Bilja concibió a dos hijos, Dan y Neftalí, luego Lea le dio a Jacob a su sirvienta Zilpa y esta tuvo dos hijos que fueron Gad y Aser, pero Raquel todavía no podía concebir.  Un día Rubén fue al campo y encontró unas “Mandrágoras” Una fruta tipo manzana silvestre que se creía tenia propiedades que ayudaban a las mujeres a poder concebir hijos. Rubén las trajo a su madre para que pudiera concebir más hijos.
  Cuando Raquel se enteró de que Rubén había encontrado las mandrágoras, vino a pedírselas a Lea, la cual por supuesto que la hizo enojar. Lea le dijo que no solo le había quitado a su esposo sino que también quería las mandrágoras. Pero la desesperación de Raquel pudo más y estuvo dispuesta a negociar con Lea. Raquel le dijo a Lea que a cambio de las mandrágoras Lea podía dormir esa noche con Jacob, oferta que no rechazo y a cambio de las mandrágoras Lea durmió con Jacob. Cuando Jacob venia del campo Lea le dijo que aquella noche dormiría con él. Y así Lea concibió dos hijos y una hija. Isacar, Zabulón y Dina.
  RAQUEL ES UNA ALEGORIA DEL PUEBLO DE ISRAEL
  Raquel  es la esposa amada, pero hay varias cosas que nos enseñan que ella es un reflejo o una alegoría del pueblo de Israel. Su nombre significa “Corderita” pero una corderita líder que necesitaría un pastor que la cuidase y la protegiese. También Raquel tenía problema con llevar o confiar en los ídolos. Si leemos la palabra de Dios encontramos que cuando Jacob se marchó de la casa de Laban, Raquel robo los ídolos de su padre Laban el cual enojado fue en busca de ellos. Cuando alcanzo a Jacob Laban le reclamo que porque había robado los ídolos, lo cual Jacob negó por supuesto. Jacob sin saber que Raquel tenia los ídolos y sin pensar en las consecuencias dijo: “Aquel en cuyo poder hallares tus dioses, no viva delante de nuestros hermanos reconoce lo que yo tengo tuyo, y llévatelo. Jacob no sabía que Raquel los había hurtado”
  Raquel al fin tuvo dos hijos: José y Benjamín.
  Cuando tubo a José no vemos un corazón agradecido cono lo vemos más adelante con Ana la madre de Samuel. Sino que Raquel demando que Dios le diera otro hijo, así como le demando a Jacob que le diera hijos, nunca vemos un corazón afligido sino que solo pedía o más bien exigía porque era la más amada.
  Así el pueblo de Israel necesitarían pastores que los guiaran y los cuidaran, lo cual no hicieron bien y más tarde vemos como Dios los castigo cuando los Asirios vinieron y se llevaron a las diez tribus de Israel cautivos y  cien años más tarde también Dios castigo al pueblo de Judá  cuando los entrego en las manos de Nabucodonosor rey de Babilonia y los llevaron cautivos por setenta años.
  Cuando vino Jesús el pueblo de Israel lo rechazo, y no lo acepto como el Mesías prometido sino que endurecieron su corazón para que se cumpliera el plan de Dios de salvar a los gentiles y después también salvara a los judíos.
  Las mandrágoras que Lea le dio a Raquel, significa el Evangelio que la Iglesia Gentil tiene que darle al pueblo de Israel para que Israel pueda comenzar a tener hijos espirituales que acepten al Señor Jesucristo. Cuando esto suceda la Iglesia gentil tendrá un avivamiento donde volverán a ser salvos muchas almas y también Israel tendrá un gran avivamiento lo cual será la final cosecha del Señor.
  Cuando Jesús dijo “Y será predicado este evangelio del reino en  todo el mundo, para testimonio a todas la naciones; y entonces vendrá el fin” Mateo 24:14.  Jesús estaba anunciando que llegara el día cuando toda persona oirá el evangelio y entonces vendrá el fin.
  El pueblo de Israel todavía no ha oído la palabra de Dios porque la Iglesia gentil no ha hecho lo que el Señor le ha mandado, pues hay todavía ese celo que hubo entre Raquel y Lea, pero al final la Iglesia gentil les hablara o les dará las mandrágoras (El evangelio) y entonces el pueblo del Señor estará listo para recibir a su Rey.
  Raquel murió en el camino de Efrata, la cual es Belén, ella no fue enterrada junto con los demás patriarcas Abraham Isaac, Sara y Rebeca, pero Lea si fue enterrada junto con todos ellos.
  Algunos piensan que ella quedo en el camino para cuando los Babilonios llevaran cautivos al pueblo de Israel, Raquel los viera y llorara por ellos.

1 comment:

  1. WOW! Gracias Senor por amarnos tanto por hablarnos hoy y siempre.

    ReplyDelete